LOS NIÑOS Y EL ACCESO A INTERNET


Educar es mostrar, enseñar, instruir, preparar, no es ocultar ni esconder. Una buena educación genera confianza y respeto; de lo contrario, sin orientación y límites claros, solo se crean desconfianzas en el ambiente familiar. En este caso me refiero al acceso de losniños a Internet, un tema que preocupa a muchísimos padres.

Desde que nacen la mayoría de los niños son controlados “con lupa” por sus padres. Están instruidos a no hablar con personas extrañas, y todo lo que juegan, lo que ven en la televisión, lo que comen, está controlado. Como cualquier otro medio de comunicación Internet es una herramienta que tiene sus pros y sus contras, es decir, cosas buenas y malas. Pero es inevitable que los niños no accedan a la Red. Es parte de su desarrollo social y educacional. La conexión proporciona recursos como noticias, bibliotecas, materiales formativo y educacional de valor, además de servicios de diversión y de comunicación de gran utilidad para los niños, sin que ellos tengan que desplazarse. Es muy cómodo pero muchas veces esta practicidad cobra factura.

Internet y los niños

Todo este mundo virtual, inmediato y fascinante puede generar a un niño compulsivo, nervioso, y adicto, si no existen límites y una supervisión adulta. Además, no se puede menospreciar los accesos que hagan los niños. En la red también se puede encontrar contenidos y materiales gráficos no aptos a los niños. Sexo, violencia, drogas… Por ello, es necesario que alertemos a nuestros hijos acerca de estos peligros y limitemos sus accesos, de algún modo. El buen uso de Internet puede ser conseguido a través de algunos buenos consejos: 1- El ordenador debe estar en una zona compartida por la familia. 2- Se debe establecer horarios de utilización del ordenador e Internet. 3- Compartir alguna actividad en la Red con los niños. 4- Enseña a los niños a proteger sus contraseñas. 5- Estimula el espíritu crítico y a la intuición de los niños. 6- Convenza a tu hijo de que él no debe escribir su edad, ni el teléfono, dirección ni publicar fotos en ninguna herramienta o dirección de Internet. 7- Consultar con frecuencia el historial de navegación. 8- Actualizar los programas de seguridad y activar los sistemas de control parental que bloqueen el acceso de los niños a determinados contenidos, controlan su tiempo de utilización y registran su actividad. 9- Aconseja a tu hijo que no acepte contactos ni contesten a los correos de personas que no conocen, por más agradables que puedan parecer. 10- Denuncia cualquier situación sospechosa. En Protégeles puedes hacer una denuncia online. Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com

Anuncios

Acerca de AP&P

Daría todo lo que sé, por la mitad de lo que ignoro...
Esta entrada fue publicada en Conocimiento y técnologia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s