INTRODUCCIÓN: EL AMOR Y LOS ASTROS

Me consta que muchos de vosotr@s os preguntareis si  ¿es la astrología una autentica ciencia, ó la pseudociencia de la impostura?

Como hecho irrefutable, hay en la vida del hombre sucesos y circunstancias que escapan de lo racional. Y la astrología afirma que el destino de la humanidad está escrito de las estrellas. Por consiguiente, sus conocimientos sobre este fascinante tema pueden proporcionar al lector una insólita visión: la de su propio futuro y el de los demás. Saber en que puede consistir el mañana. Conocer su destino y le de sus personas más queridas.

Por si el lector espera que a través de esta ciencia ó pseuciencia le proporcione una imagen precisa y completa de su futuro, se equivoca. La idea es descubrir los muchos caminos capaces de conducir a cada uno, según su nacimiento, hacia una existencia mejor, más dichosa.

Hay que tener encuentra que la astrología inclina, pero no determina, los signos zodiacales predisponen al sujeto, pero no disponen de él.

El origen de la astrología se pierde en la noche de los tiempos. Y no se sabe donde empezó, pues se halla más ó menos desarrollada en casi tosas las culturas primitivas. Algunos dicen que es originaria de Caldea. Utilizada por los antiguos antes de iniciar cualquier empresa pasa saber si los astros le eran favorables, ó ante el nacimiento de cualquier personaje real para conocer su destino, la astrología ocupó siempre la atención de los hombres, ávidos de desentrañar los misterios de la vida y de la naturaleza.

Las tablas de pronósticos más antiguas que se conocen datan de tres mil años antes de Cristo.

Los magos Caldeos distinguieron los planetas, las estrellas, el sol y la luna, inventaron el Zodiaco y dividieron el cielo en doce casas o mansiones. También clasificaron a los astros en tres grupos, según su influencia.

a)    Bienhechora: Júpiter y Venus.

b)    Maléfica: Saturno y Marte.

c)     Variable: Mercurio, Sol y Luna.

Asimismo, establecieron relaciones entre los astros y los metales. Relaciones que posteriormente, fueron estudiadas y admitidas por los alquimistas medievales.

Se dice que THOT, uno de los dioses egipcios, enseñó a los humanos la filosofía y la ciencia de los astros.

Aunque es indiscutible que, ya desde las eras remotas de la historia de Egipto, incluso en las primeras dinastías, los habitantes de las riberas del Nilo se preocupaban de las cosas del cielo.

Hoy en la actualidad los nombres de los grandes astrólogos medievales, del renacimiento y de las edades moderna y contemporánea, llenan muchas páginas.

Actualmente hay miles de astrónomos profesionales en todo el mundo. Se puede afirmar que vivimos en la era astrológica. Y en casi todas las ciudades importantes funcionan maquinas que, mediante el pago de una determinada cantidad, entregan el correspondiente horóscopo, e inclusive es publicado diariamente en los periódicos nacionales y locales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s